Un verano de velódromos y progresos para Joan Martí Bennassar

29 agosto, 2018

Gran especialista en la lucha contra el crono, disciplina donde se colgó la medalla de bronce de su categoría en los pasados Campeonatos de España, Joan Martí Bennassar no solo es un corredor de asfalto. El balear también destaca en los velódromos. Y durante este verano el mallorquín del Polartec-Kometa sub23 ha tenido una doble oportunidad de competir con la selección española en los Europeos absolutos de Glasgow (Escocia) y en los Europeos sub23 celebrados en Aigle (Suiza).

“Estoy muy agradecido al equipo, que me ha dado esta oportunidad. Tener un equipo como el Polartec-Kometa, que te apoya al máximo en la ruta y que te da ese premio de hacer estas cosas en la pista, porque para mí es un premio, es algo maravilloso. Yo sabía que no iba a ganar, porque hay mucho nivel y la gente entrena la pista específicamente con la misma dedicación que yo entreno la carretera. Pero me lo he pasado muy bien y he marcado tiempos que no me esperaba. Y ahora toca pensar en la Vuelta a Valencia”, explica el balear.

Martí Bennassar lleva rodando en los velódromos toda la vida, pero compitiendo desde que era cadete de segundo año. Su prueba es la de la persecución individual, aunque también compite en persecución por equipos. “La pista en las Baleares en una disciplina que se practica bastante. Hay instalaciones, como el centro de alto rendimiento o el Palma Arena, y también escuelas, como la de Joan Llaneras, con horarios compatibles con los colegios. Yo hago pista desde pequeño y compitiendo tres años seguidos. Mallorca es un lugar perfecto para la pista”, dice.

El de Marratxí primero compitió con la selección en los Europeos de Glasgow. “Desde luego es de las competiciones más profesionales que hay en el mundo de la pista, la más pro que he hecho nunca antes. He competido con Filippo Ganna, con Ivo Oliveira,… Estoy muy contento. Hice 4:31.931, que era un objetivo. Bajar de 4:30 era difícil y más porque era mi primera prueba de persecución sobre 4 kilómetros. La prueba por equipos no fue tan bien, pero yo igualmente acabé muy contento”.

Después de la cita multideporte escocesa (varias federaciones organizaron sus campeonatos por los títulos continentales en la misma sede), a Martí Bennassar le propusieron acudir a los Europeos de su categoría, que se celebraban en Aigle, Suiza, sede de la Unión Ciclista Internacional. “Allí sí nos planteamos bajar de 4:30, porque se disputaba sobre un velódromo más corto, de 200 metros, donde hay que dar más vueltas, estás más tiempo en peralte y se supone que es más fácil y más rápido, aunque hay que dar pedales igual, y fuimos con esa idea de hacerlo muy bien”, recuerda.

“En las primeras vueltas mantuve el ritmo, rodaba a una media de 12 segundos 8 milésimas por vuelta, y en las últimas cinco vueltas apreté. A falta de dos giros me dijo el seleccionador que iba para 4:26; y en la última vuelta lo dio todo. Acabé en 4:25.749. Para mí está más que bien, no me lo esperaba, una pasada, me encontré fenomenal. Salí con un desarrollo de 58×16, el mismo que utilicé en junior. La referencia que tenía de esa categoría, sobre 3 kilómetros, era 3:24 y aquí pasé esa distancia con 3:19. O sea que hay mucha mejora, y si siguiera, mejoraría más. Esto lo hecho sin entrenamientos realmente específicos”, recuerda sobre la consecución de su mejor marca personal.

Martí Bennassar competirá en unos días en la Vuelta a Valencia: “Creo que llevo buena temporada y ahora viene Valencia, con una crono de 20 kilómetros que me puede venir bien, como la carrera en sí, también con etapas no excesivamente duras”.

Sponsors