Menu

Tres jornadas de alta montaña para poner en juego el liderato de una Vuelta a León de aniversario

Noticia · 18 julio, 2019

XXX Vuelta Ciclista a León
Del 22 al 27 de julio

Una crono nocturna en las calles más céntricas de Astorga acogerá este lunes el pistoletazo de salida para una edición especial de la Vuelta Ciclista a León. La ronda leonesa alcanza su trigésima edición y de cara a esta efeméride tanto la Diputación Provincial como Kiana Sport, los impulsores de la carrera, han preparado un recorrido en el que la montaña tendrá vital importancia en la resolución de la lucha por la general. O vuelve a tenerla, mejor dicho, ya que es una carrera que nunca ha renunciado a apostar por etapas de gran exigencia y subidas que, en algún caso, siguen inéditas para el ciclismo profesional o la propia Vuelta a España.

Las rutas leonesas siempre han sido complejas, han estado marcadas por las altas temperaturas estivales y por las particulares carreteras, y sus particulares asfaltos, de la provincia. En este 2019 emergen tres etapas, tres jornadas consecutivas, como los grandes obstáculos a superar, si bien todos los días son susceptibles de que puedan pasar cosas.

El miércoles, camino de Boca de Huérgano, con más de 2.500 metros de desnivel acumulado, los corredores tendrán que afrontar las ascensiones encadenadas al Puerto de Las Señales (1683 m), el Puerto de Panderrueda (1.463 m) y el Puerto de Pandetrave (1.562 m); una etapa muy bien planteada que aprovecha al máximo las posibilidades del Valle de Valdeón con 22 kilómetros hasta la meta.

Al día siguiente la carrera llega al Puerto de Ancares. O regresa, toda vez que tuvo un final dos ediciones atrás.  El coloso berciano recibe a la carrera desde Candín y Tejedo de Ancares y con el paso previo por el Alto de Lumeras. Ancares, por esta vertiente, presenta ocho kilómetros de subida a una media cercana al 9% y muchas rampas del 15 y el 16%. El viernes, ante otro formato bien diferente de subidas, una etapa con puertos más cortos pero también con más pendiente media. Soto y Amio, Ariego y Rosales anteceden la subida final a Andarraso, 4,5 km al 9% con rampas del 17% y gran parte de su dureza concentrada en sus tres primeros kilómetros.

“Estamos con muchas ganas de que llegue ya la Vuelta a León”, indica desde tierras gaditanas el andaluz Sergio García. “Hemos preparado muy bien esta carrera. Después de asimilar los esfuerzos del pasado Giro Baby las sensaciones son bastante buenas. Desde luego que vamos con la idea de hacerlo lo mejor posible, sobre todo en esas etapas de montaña que tiene”. “Me gustó mucho la tercera etapa”, aporta por su parte Alessandro Fancellu; “he visto la ruta y desde luego es una ruta muy, muy dura. No veo la hora de empezar a competir”.

García y Fancellu son dos de los integrantes de un equipo que completan Carlos García, Álex Martín, Edu Pérez-Landaluce, Jhon Stiven Ramírez y Alejandro Ropero. El granadino viene de subir al podio final y lograr una etapa en la reciente Vuelta a Zamora. Y la escuadra, en el marco de una gran racha de resultados (varias segundas posiciones en la ronda zamorana, la Loinatz Proba de Beasain o incluso la prueba en ruta de los Nacionales sub23), destaca por su fortaleza en la montaña. “El equipo está en un buen momento, llegamos muy motivados y alguno de estos finales es realmente impresionante, confiamos en poder hacerlo muy bien”, concluye Carlos García.

Las etapas.
22 de julio: Astorga – Astorga (2,66 km CRI).
23 de julio: San Cristóbal de la Polantera – Veguellina (111,9 km).
24 de julio: Cármenes – Boca de Huérgano (153,1 km).
25 de julio: Toral de los Vados – Puerto de Ancares (135,2 km).
26 de julio: Molinaseca – Andarraso (138,4 km).
27 de julio: La Bañeza – Sahagún (123,4 km).

Más noticias

Kometa Xstra
Uvet Pedranzini A_____ Gobik Luke Air Rotor Skoda Valtellina openjobmetis
Koo Enervit Vittoria Elmec Kask Oliva Nova Look Premiummadrid Tacx Sportlast Jonh Smith Scicon Bend36 Training Peaks Navali Princesa Eboli Ambrosetti Pelletterie DMT Prologo Velotoze