Menu

Los infortunios previos al paso por Elgeta cercenan las opciones en la dureza de Ixua

Noticia · 7 abril, 2019

48ª Memorial Valenciaga
Eibar-Eibar (167,5 km)

Un pinchazo en el peor momento y un doble cambio de bici vinculado al lance comenzaron a trastocar los planes del Kometa Cycling Team en el esperadísimo Memorial Valenciaga. El colombiano Jhon Stiven Ramírez pinchó en la ascensión de Elgeta, con más de 60 kilómetros por recorrer, y el incidente mecánico acabó condicionando la fase decisiva de la carrera para los intereses de la formación madrileña. Ramírez, un puntal en la escalada, tardó en reingresar en el pelotón de elegidos y para que se concretarse ese retorno el equipo tuvo que descolgar a dos corredores, Arturo Grávalos y Alessandro Fancellu, quienes se emplearon a fondo para poder concretar la reintroducción.

Tal y como se preveía en Ixua, cinco kilómetros de gran exigencia con tres de ellos con pendientes medias cercanas al 10% y rampas del 13% , se rompió la carrera. Ramírez pagó los esfuerzos de los kilómetros anteriores y ni Alejandro Ropero ni Carlos García pudieron tapar los huecos de una cabeza de carrera que dinamitaron entre los equipos Lizarte y Caja Rural. Nueve corredores se acabarían destacando en los kilómetros posteriores, con unas decenas de segundos sobre otro grupo en el que rodaba el granadino Ropero.

Tras un ataque a dos kilómetros del final la txapela del Valenciaga se marchó a la cabeza del ‘lizarte’ Íñigo Elósegui, campeón de España de la categoría y ganador en Éibar en solitario. Ropero acabaría ingresando en la línea de meta  en la decimosexta posición, a 1:27 del ganador. Y a un minuto de Roger Adria, tercero este domingo y más líder de la Copa de España. “Ha sido una carrera muy dura y también rara. No hemos tenido suerte con el pinchazo de Jhon y a mí la subida a Ixua se me atragantó mucho. Toca seguir”, valora Ropero.

Hasta ese pinchazo, la actuación del equipo estaba resultando interesante y esperanzadora, con mucha presencia en carretera hasta ese momento. El gallego Alejandro Regueiro y el riojano Arturo Grávalos se encargaron de darle presencia al equipo en los diferentes movimientos que fueron deparando los pasos montañosos. En este sentido Grávalos coronaría segundo Meagas y Azkarate, mientras que Regueiro sería uno de los ocho corredores que, saliendo de un grupo de veinte unidades, se destacó en la subida a Elgeta, antesala del momento decisivo.

“Sí, hemos estado de primeras muy activos, buscando los cortes buenos que se hacían y puntuando para la montaña”, explica Arturo Grávalos. “Después Fancellu y yo nos quedamos a esperar a Jhon Stiven, que pinchó nada más comenzar Elgeta. Logramos meterlo otra vez delante, no sin esfuerzo. Al paso por Bergara me empecé a encontrar mal del estómago y un pude seguir delante”.

Rafa Díaz Justo, director: “Hemos estado muy metidos en carrera durante todo el día. El problema mecánico de Jhon ha resultado ser bastante grave y nos ha lastrado el resto de la carrera. En Ixua pagó los esfuerzos de esa caza y perdimos dos corredores que habían estado trabajando para él. Carlos no terminó de encontrar el punto y Alejandro peleó hasta donde pudo en una subida muy dura, que ha hecho mucha criba”.

Más noticias

Kometa
Trek Uvet openjobmetis Valtellina Gobik Rotor Skoda
Koo Enervit Vittoria Elmec Kask Oliva Nova Look Premiummadrid Tacx Sportlast Jonh Smith Scicon Bend36 Training Peaks Kaph Navali Princesa Eboli Gaerne