Juan Pedro López, brillante campeón de la Vuelta al Bidasoa 2018

12 mayo, 2018

Vuelta al Bidasoa
Cuarta etapa: Irún-Irún (77,7 km)

El sevillano Juan Pedro López se coronó como nuevo rey de la Vuelta al Bidasoa después de cuajar una brillante actuación en la última jornada, una etapa reina de corto kilometraje pero tremenda exigencia en la que, primero bien apoyado por sus compañeros en el Polartec-Kometa Sub23, después en primera persona gestionando los momentos decisivos de la carrera, se respondió a la perfección a las incertidumbres que alimentó durante muchos kilómetros el italiano Alessandro Covi (Colpack).

En otra disputadísima etapa, con un alto ritmo y la presencia en algunos momentos de una intensa lluvia, el italiano Covi, que partía este sábado como sexto clasificado en la general a 29 segundos,  se lanzó al ataque después del Puerto de Aritxulegi y cogió  rápidamente una renta superior al minuto y medio que le convertía en el nuevo líder de la general.  En el valle, el equipo Polartec-Kometa se reeorganizó, comenzó una intensa labor y preparó el terreno para una aceleración del propio Juanpe en Erlaitz. A veinte kilómetros para la llegada,  Covi distanciaba a López en 35 segundos. Con el pelotón por detrás a minuto y medio, la carrera era un pulso entre ambos.

López finalmente pudo conectar con Covi a unos diez kilómetros para el final. Su jersey amarillo había sido brillantemente salvado. En la meta, se impuso el italiano pero el andaluz también entró celebrando el éxito como no podía ser de otra forma.  López alejó en más de un minuto a los que eran el resto de sus principales rivales en la previa.

“Sí hemos tenido momentos complicados, sí”, admite López, radiante de felicidad tras este triunfo en una de las carreras más importantes del panorama estatal. “No me di cuenta cuando arrancó Covi. Después me dijeron que se marchó en el túnel del puerto. Debería haber estado más atento. Pero me enteré realmente en el llano, cuando pudo pasar el director y me cantó una brecha de 1:40. Me puse un poco nervioso, pero Rafa [Díaz Justo, el director] me calmó. Confié en el equipo y sin el equipo esto no hubiera sido posible. Han estado de diez, a tope hasta que ya tuve que tirar para delante. Y a partir de ahí fue un cara a cara con Covi, mis fuerzas contras las suyas. Afortunadamente le pude coger en la última bajada, me preguntó si le iba a disputar y le dije que no.  A falta de tres kilómetros o por ahí incluso nos dimos la mano. Hemos hecho buena carrera. Pero el equipo ha sido la clave”.

No tendrá mucho tiempo Juan Pedro López para festejos, toda vez que este domingo tomará parte en la última prueba de la Copa de España, el Gran Premio Macario de Alcalá de Henares. Una cita final a la que acude con opciones matemáticas, aunque muy difíciles, de conseguir el título en las categorías élite y sub23.

Sponsors